En Ciudadano Inteligente queremos fortalecer las democracias de América Latina. Para esto buscamos mejorar las reglas con que se distribuye el poder, e impulsamos a la ciudadanía y la sociedad civil organizada a incidir más y mejor en la toma de decisiones políticas, aprovechando el uso innovador de las tecnologías.

Tenemos presencia activa en Latinoamérica, y nuestras herramientas han sido utilizadas más de 70 veces en diferentes países de la región.

Hemos ganado los premios Prix Ars Electronica y el Omidyar Network Award. Desde entonces, decenas de organizaciones han confiado en nuestra fundación para que sigamos construyendo mejores democracias.

¿De dónde venimos?

La Fundación Ciudadano Inteligente nació en el año 2009 con tres inquietudes importantes: hacer más accesible el debate público, reducir la desigualdad en América Latina y aprovechar la tecnología para facilitar más y mejores intercambios políticos.

Nuestros desafíos comenzaron con la implementación de leyes de transparencia y la disponibilización de información para la promoción del voto informado en procesos electorales. En esos tiempos, cada vez se hacía más evidente el potencial de las nuevas tecnologías como herramienta para la interacción con la ciudadanía.

Con el tiempo, hemos complementado nuestras herramientas tecnológicas con conocimientos metodológicos y comunicacionales que nos ayudan a reforzar procesos de cambio social desde la sociedad civil y ciudadanía. Así como ayudar en la implementación de innovaciones en el aparato público.

Queremos llegar con nuestro trabajo a toda la región latinoamericana para enfrentar desafíos comunes porque sabemos que en esta lucha, juntas y juntos somos más fuertes.

Valores y Principios

Nuestra visión de sociedad y nuestra forma de actuar se inspiran en valores y principios que buscamos promover en todos nuestros ámbitos de acción.

Democracia como redistribución del poder: creemos en que cada integrante de la sociedad tenga las mismas oportunidades para incidir en la toma de decisiones democráticas, sin importar su edad, género, religión, origen, etnia o formación.

Respeto Derechos Humanos: el desarrollo de nuestras democracias y países deben apuntar al mayor respeto y desarrollo de los derechos humanos de todos sus habitantes.

Transparencia: El fortalecimiento de las democracias parte por reducir las asimetrías de información para construir espacios de participación.

Innovación y creatividad: Nuestro enfoque para adoptar desafíos, plantear soluciones y generar diálogos está basado en la búsqueda de la innovación y el ejercicio creativo. Pensar nuevas ideas nos lleven a nuevas soluciones para problemas desafiantes.

Actitud propositiva: Nuestras acciones no se quedan en la denuncia, sino que buscan constantemente proponer ideas y herramientas que mejoren las condiciones existentes.

Han usado nuestras herramientas